A sus órdenes, mi capitana

A sus órdenes, mi capitana

Maxim cree que Bar Refaeli es la sexta mujer más sexy del 2011, pero en la edición italiana de GQ le han dado un casco, un uniforme militar y la han puesto al frente del ejército de mujeres más sexys de este mundo. Y del universo, porque dudo que en Jupiter, en Plutón o en otra galaxia pueda existir algo más bonito. A sus órdenes, capitana Bar.

  1. Bar Refaeli - GQ Italia

    A sus órdenes, mi capitana

  2. Bar Refaeli - GQ Italia

    A sus órdenes, mi capitana

  3. Bar Refaeli - GQ Italia

    A sus órdenes, mi capitana

  4. Bar Refaeli - GQ Italia

    A sus órdenes, mi capitana

  5. Bar Refaeli - GQ Italia

    A sus órdenes, mi capitana

  6. Bar Refaeli - GQ Italia

    A sus órdenes, mi capitana

La modelo israelí Bar Refaeli ha posado con traje militar en un provocativo reportaje para la revista GQ Italia. Provocativo por dos motivos: uno, evidente, porque estimula y excita a todos los hombres que lo ven; y dos, porque su relación con el estamento militar tiene historia.

En Israel, el país de origen de Refaeli, el servicio militar es obligatorio para hombres y mujeres al cumplir los 18 años, salvo excepción. Cuando Bar Refaeli obtuvo la mayoría de edad, y ya había empezado su prometedora carrera como modelo, se casó con un señor al que apenas conocía. Un matrimonio de conveniencia que duró pocos meses, pero que le evitó realizar los ¡tres años! de servicio militar obligatorio. La decisión generó muchísima controversia en el país, donde Bar es una estrella, e incluso se planteó un boicot a nivel nacional de todas las marcas con las que trabajara la modelo. Al final la sangre no llegó al río, Bar realizó varias acciones solidarias visitando a los soldados israelís y el tema quedó olvidado. No para Esti Ginzburg, otra reputada modelo del país, que criticó duramente la renuncia de Bar. Esas críticas aumentaron en 2010, cuando un general del ejército descurió que la novia de Leonardo DiCaprio se había registrado como no residente de Israel para no pagar impuestos. Segunda traición a la patria, que volvió a alimentar los rumores de boicot a las marcas que promocionaba.

Por todos estos motivos, el reportaje de GQ se considera punzante. Aunque Refaeli ha reconocido en varias ocasiones que no se arrepiente de lo que hizo, de ese falso matrimonio, porque “valió la pena”, lo cierto es que en la entrevista para GQ pasa de puntillas sobre este tema y sólo desea “paz y prosperidad” para su pueblo. En cualquier caso, sus fotos vestida de militar, que no se hizo cuando le tocaba por ley, levantarán ampollas.

Bar Refaeli – GQ Italy

Categorías: Sexo
Etiquetas: , , ,

Déjanos tu comentario