¿A quién le interesa la segunda parte de Independence Day?

independence

Que Hollywood está sumida en una crisis de ideas es algo que ya sabemos desde hace años, pero que esté tirando de películas de dudosa calidad o de películas freak de culto para mancillarlas es algo que poco a poco se está convirtiendo en una práctica habitual. Ya vimos la semana pasada que el remake de Robocop será mucho más contenido en lo que a niveles de violencia se refiere que la gamberrada original de Paul Verhoeven. Y hoy os traemos la confirmación oficial de que el año que viene llegará a nosotros la secuela de Independence Day, película que si bien muchos guardan con cierto cariño, no debe tomarse sino como una sucesión de clichés de las películas de invasiones extraterrestres. Eso sí, todo muy palomitero.

Pues bien, si la película original de Roland Emmerich vio la luz en verano de 1996, su secuela lo hará justo veinte años después (hay que ver como pasa el tiempo). Y lo cierto es que si la película original tenía unos estándares de calidad tirando a bajos, esta secuela que nadie pedía piensa seguir en la misma línea: Ahora nos encontramos ante un nuevo ataque de los aliens que debe ser detenido, ¡ojo al dato!, por los hijos de los protagonistas de la primera parte. Un movimiento arriesgado y novedoso, que pilla a todo el mundo con la guardia baja ante tal demostración de talento, ¿cierto?

Dejando el cachondeo y el cinismo aparte, Independence Day contará de nuevo con la presencia de Bill Pullman y Jeff Goldblum, quienes repiten sus papeles de presidente (ahora ex) y científico al que nadie escucha. ¿Y el bueno de Will Smith? No quiere saber nada de la cinta, algo que viendo sus últimos batacazos en la taquilla, lo cierto es que hasta nos sorprende.

Así que tranquilos, fans de las palomitas, la destrucción y las películas rancias, que en cuanto esté disponible el primer tráiler de esta oda al celuloide, os maravillaremos con él.

Categorías: Cine, Ocio
Etiquetas:

Déjanos tu comentario