Alexa Fisher, la niña prodigio del poker

Alexa Fisher, la niña prodigio del poker

Alexa Fisher prefiere hacerse una foto con Greg Raymer que con Mickey Mouse y su viaje preferido no es a Disneyland, sino a Las Vegas. Nada extraño hasta que descubrimos que la señorita Fisher tiene ocho años…

Piensa lo que hacías tú con ocho años. Jugar con los Micromachines, ver Dragon Ball, ir al parque para intentar emular a Oliver y Benji y, con un poco de suerte, igual accedías a alguna consola portátil. Alexa Fisher tiene ocho años, pero no se mueve entre consolas y películas de Disney, sino entre tecnicismos como flop, River, blind bet o check. Fisher es jugadora de póker. Una gran jugadora de póker, para ser exactos. Y es que esta jovencísima americana se emociona más con una pareja de ases en la mano que una Nintendo 3DS.

Alexa aprendió a jugar a póker con tres años. Le enseñó su padre Justin, un entusiasta del juego, que se empeñó en que su hija aprendiera las reglas y las manos desde bien pequeña. De paso, Alexa aprendía también las matemáticas más elementales. Cuando entendió qué cartas eran las más altas y cuáles las más bajas, con cuatro años, Justin creyó que estaba preparada para conocer los entresijos del póker. Todavía no había pisado la escuela y ya dominaba como un adulto el Texas Hold Em, la variedad de moda. Ahora, con ocho años, domina el juego con una madurez impropia de su edad, puede ganarte en más de 50 modalidades de póker y las revistas especializadas la describen como la niña prodigio de este juego que cada vez tiene más seguidores en todo el mundo. El único problema para Alexa es que el póker es un juego para mayores de 18 años, así que hasta ahora sólo ha podido participar en torneos benéficos. Con siete años se coló en la mesa final de un torneo, acabando en sexta posición, pero convirtiéndose en la auténtica estrella del evento y en una jugadora mediática.

Lo de Disneyland, por cierto, es verídico. Hace unos meses sus padres le ofrecieron viajar a Disneyland, pero ella prefirió visitar Las Vegas para conocer a los maestros del póker que compiten en las World Series. De allí se volvió sin una foto de Mickey Mouse, pero con una libreta llena de autógrafos en la que destaca sin duda el de su ídolo, Greg Raymer. Al lado de su firma, Raymer dejó un desafío: See you in 2024! O sea, “nos vemos en 2024”, cuando la niña prodigio del póker cumplirá los 18 años.

Categorías: Ocio
Etiquetas: , ,

Déjanos tu comentario