Cinco pibones que juegan a tronos

Game of Thrones

Game of Thrones es la serie del momento. Mejor dicho, es el entretenimiento del momento. El que no está viendo la serie es porque se ha dejado seducir por los libros, más profundos y trabajados que los escasos 50 minutos televisivos que nos ofrece cada semana la cadena americana HBO. Y digo más: algunos hacen triplete, ya que ven la serie, se están leyendo los libros… y quedan cada semana para hacer una partidita al genial juego de tablero basado en este mundo fantástico creado por George R.R. Martin. Los libros son una maravilla, la serie hace justicia y el juego es un perfecto reflejo de las traiciones, tejemanejes y guerras de esta soberbia saga. Aún así, ésta no se libra de debates y son muchos los que piensan que la serie abusa de las escenas de sexo. Aquí no vamos a emitir un veredicto, para eso están los expertos, pero sí nos vamos a recrear en las protagonistas de esas escenas: cinco féminas que convierten Poniente en un lugar de lo más sexy. Cinco pibones que juegan a los tronos con mayor o menor trascendencia para la historia. Como por ejemplo, la bella Daenerys…

Emilia Clarke es Daenerys Targaryen, la princesa en el exilio, hermana de Viserys Targaryen y una de las últimas representantes de su familia, que reinó en Poniente hasta la coronación de Robert Baratheon. Al otro lado del mar, Daenerys es la nueva Khaleesi, líder de un poblado nómada que se acoge a la exclusividad de sus dragones para seguir luchando por ella. Para muchos, tiene la llave de la serie.

Lena Headey

Lena Headey es Cersei Lannister, la hermana de Tyrion y Jaime, con el que mantiene una relación sentimental que ha dado tres frutos. Uno de ellos, Joffrey, es el actual rey de Poniente, aunque la mayoría de decisiones importantes se toman en la cabeza de Cersei. La viuda de Robert Baratheon maldice su condición de fémina, que siempre le ha impedido que la tuvieran en cuenta a la hora de decidir su propio destino. Atractiva y astuta, Cersei (casi) siempre consigue lo que se propone. A Lena Headey no la hemos visto desnuda en Game of Thrones, pero sí en otras películas (Aberdeen, 2000) que aparecen en su currículum.

Roxanne McKee

Roxanne McKee es Doreah, una de las doncellas de Daenerys, contratada para enseñarle a la khaleesi las “artes del amor”. Aunque se trata de un personaje muy secundario, no ha pasado desapercibido para el gran público, en especial para el masculino. Como veréis, McKee ya tenía experiencia en esto de la seducción…

Esme Bianco

Esmé Bianco es Ros, una prostituta creada específicamente para la serie de televisión, ya que no aparece en los libros. Esmé aparece en el episodio piloto de la serie, así como en otros capítulos de la primera temporada. Y, según se ha anunciado, tendrá continuidad a medida que avance la historia. No nos podemos quejar, ya que su profesión nos regala escenas memorables.

Carice Van Houten

Carice van Houten es Melisandre de Asshai, sacerdotisa de R’hllor al servicio de Stannis Baratheon, heredero natural al trono dejado por su hermano Robert. Melisandre se ha incorporado a la serie en la segunda temporada, pero en un par de episodios ya ha demostrado la influencia que tiene en Stannis y, por lo tanto, también en el destino de Poniente.

Déjanos tu comentario