Clásicos arcade: Strider

Los ninjas son uno de los personajes más misteriosos y atrayentes de la cultura japonesa, y su presencia es muy frecuente en el mundo del ocio electrónico. No en vano, si hablamos de estos asesinos silenciosos nos han de venir a la cabeza tres nombres fundamentales: Joe Musashi (Shinobi), Ryu Hayabusa (Ninja Gaiden) y por último Strider Hiryu. Este último personaje, propiedad tanto de Capcom como del estudio manga Moto Kikaku  cuenta con uno de los mejores arcades clásicos de todos los tiempos, calando hondamente en muchos jugadores.

Strider (1989) nos sorprendende nada más empezar, pues vemos como el juego entra muy bien  por los ojos aún a día de hoy, veintitrés años después. Los sprites son grandes, bien definidos y cuentan con más animaciones de lo habitual para la época. Tanto los escenarios como los personajes derrochan carisma (solo el primer escenario, en el que Hiryu aterriza en esa futurista Unión Soviética basta para conquistar el corazón de muchos). El diseño de algunos enemigos es de lo más extraño que uno pueda encontrarse: los miembros del parlamento de la URSS que se convierten en una serpiente que porta la hoz y el martillo, un  King-Kong mecánico o unas amazonas montadas en triceratops son solo una pequeña muestra de lo que nos encontraremos, siendo nuestro ninja futurista lo más normal que habrá en pantalla.

Strider nos propone además una gran cantidad de situaciones espectaculares: bajar a toda velocidad por la ladera de una montaña que está siendo bombardeada, vernos encerrados en una sala con un satélite artificial en que nos obliga a dar vueltas sin parar, escapar de una base aérea en llamas… Todo ello aporta una sensación de querer ir siempre a por el “más y mejor” gracias a las acciones de Hiryu, que van desde engancharse a todo tipo de plataformas y paredes cual Spiderman, hasta deslizarse para pasar por lugares bajos o esquivar proyectiles, eso sin contar con las piruetas que puede realizar de un lado a otro.

Si a todo esto le sumamos un control sencillo y que responde perfectamente al pad, nos encontramos ante una jugabilidad a prueba de bombas.

Entremos ahora en el terreno argumental, pues la trama es totalmente diferente a la del manga: Strider Hiryu, un ninja que trabaja para una organización clandestina, es enviado para eliminar al “Gran Maestro”, un dictador venido del espacio que en el año 2048 domina todo el planeta. Los gobiernos le rinden pleitesía y la gente es exterminada sin piedad. Nuestra misión comenzará en la Unión Soviética (poco intuían en Capcom el panorma político venidero), y a partir de ahí recorreremos cinco escenarios  diferentes. Pueden parecer pocos, pero su ambientación está realmente conseguida, teniendo lugar cambios incluso dentro del nivel, aportando más variedad aún. Las cinco fases de las que consta el título son: la URSS, Siberia, la fortaleza voladora, la selva amazónica y la Tercera Luna, cuartel general del Gran Maestro.

La duración de Strider es lo habitual en los juegos de este tipo: Tardaremos en “despachar” al Gran Maestro entre cuarenta minutos y una hora, quizás un poco más debido a que cuando morimos no reaparecemos justo donde hemos muerto, sino que al contar con checkpoints, apareceremos en un lugar fijo del escenario, tal y como tiene lugar en esos clásicos imposibles que forman Ghost’s’ n ‘Goblins y sus secuelas. Y es que como todo buen videojuego nacido en los ochenta, Strider es uno de esos títulos que nos hará desesperarnos en más de una ocasión: Ya sea con algún salto complicado o con alguno de los muchos sub-bosses que acechan los niveles, Strider nos hará blasfemar de lo lindo. Eso sin contar a los mastodónticos enemigos de final de nivel que llevan impreso el sello de “Capcom” nada más salir a la palestra. Como pequeño destripe del final, tan solo desvelaros que antes de enfrentarnos al Gran Maestro tendremos que derrotar nuevamente a todos de manera continuada.

Si queréis disfrutar de este clásico imperecedero, podéis jugarlo a través de emulador o a mediante los recopilatorios de clásicos de Capcom en PS2, Xbox, PSP y la Consola Virtual de Wii.

Categorías: Ocio
Etiquetas: , , ,

Déjanos tu comentario