Clásicos del cómic: Arkham Asylum

A finales de los ochenta, guionistas como Frank Miller y Alan Moore demostraron que los adultos podían seguir disfrutando leyendo historias de superhéroes. Pero no fueron los únicos. A ellos hay que sumar al excéntrico escocés Grant Morrison.

Arkham Asylum es una obra que, aun actualmente, impacta e impresiona no solo en su primera lectura. El propio argumento ya es de por sí bastante innovador (y ha inspirado el exitoso videojuego que recibe el mismo nombre): Batman se adentra en el manicomio de Gotham, el aterrador Arkham Asylum, donde su mayor enemigo no será el Joker o el resto de reclusos amotinados, sino su propia mente. A todo esto hay que añadir que el propio psiquiátrico es elevado a personaje gracias al trabajo no solo de Morrison, sino especialmente al aterrador dibujo de Dave McKean.

Pese a que la historia, se resuelve de manera sencilla y fluye a una velocidad intensa, la profundidad y complejidad argumental del cómic está por encima de toda duda. En ella, se intercala la aterradora experiencia que Batman está sufriendo con la del fundador de la institución mental, un personaje que hasta el momento había sido condenado al olvido. Ambas tramas se combinan con numerosas referencias literarias que inquietan aún más al lector y le ayudan a seguir el hilo conductor. De hecho, podríamos decir, que al igual que Arma X, estamos más ante un cómic de terror que leyendo la típica historia de superhéroes.

McKean explota a la perfección esta idea del terror y nos regala unas ilustraciones totalmente fuera de serie. Resulta sorprendente constatar  que este cómic se hiciera antes de la masificación de los ordenadores en el mundo del cómic. Este estilo gráfico consigue plasmar con vividez insospechada la sensación de locura que impregna la siniestra institución. Y esto también se aplica a los personajes, empezando por Batman y el Joker, los cuales adquieren una dimensión particular en estas páginas.

La edición Absolute de Planeta DeAgostini (que dentro de poco será imposible de encontrar debido a la pérdida de derechos de DC) permite disfrutar de esta delicia visual en versión panorámica, con páginas a juego y cubiertas en tapa dura que corresponden a toda una edición de lujo. Tampoco podemos olvidar que se incluyen interesantes artículos en torno a la obra, que ayudan a ubicarla en su contexto y hacerse una idea del “boom” que supuso en su momento. Todo eso permite nos permite incluso saber por qué Arkham Asylum es la novela gráfica más vendida de todos los tiempos.

Y por último, no podemos olvidar el mayor extra que esta edición presenta a los fans de Batman: el guión completo que esbozó Grant Morrison para el cómic, que luego se ampliaría hasta el proyecto definitivo. En definitiva, una edición monstruosa que conmemora excepcionalmente una obra maestra del género, que abrió nuevas puertas a los cómics de superhéroes y lanzó al estrellato a sus autores. Nunca Batman ha estado tan aterrado.

La Luna de Arkham Asylum | 31 de octubre de 2012 | 2:30 pm

[…] He Star […]

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario