¿Clásicos del cómic? Batman: Año Cero

zeroyear

Hace tiempo que no os traíamos ninguna novedad sobre el Caballero Oscuro de Gotham, y eso es algo que tenemos que remediar rápidamente. Y para ello, ¿qué mejor que presentaros la última saga del personaje, aún inédita en nuestro país, y que está dando bastante de qué hablar? Abrochaos los cinturones, porque llega Batman: Año Cero.

Aquellos lectores que sigáis actualmente las andanzas del personajes, comprobaréis que pese al reinicio que DC Comics llevó a cabo a finales de 2011 con todos sus personajes, Batman es uno de los que menos ha cambiado. Es cierto que las historias de Grant Morrison son mucho más delirantes y coloridas que las de su guionista actual, Scott Snyder, pero en esencia, la continuidad del personaje apenas se había visto alterada (salvo algún detalle puntual, como la desaparición de secundarias de lujo como Stephanie Brown o Cassandra Cain). Sin embargo, con el devenir de los números y los meses, la editorial nortemericana ha visto como su personaje insignia (lo siento, fans de Superman), debía tener también un nuevo origen, o al menos, recibir un pequeño lavado de cara. Y aquí amigos míos, es donde empieza la polémica: Se iban a atrever a tocar Año Uno.

La obra maestra de Frank Miller y David Mazzuchelli bien puede estar entre los diez mejores cómics de la historia. Fuente de inspiración para Batman Begins, la obra del reaccionario Miller es el origen definitivo del Murciélago de Gotham. Una historia de crímen, enmarcada en la tradición del cine negro que tanto gusta al creador de Sin City. Los fans de la obra son legión, y recientemente contó con una adaptación animada nada desdeñable. Entonces,… ¿por qué tocar lo intocable? ¿Pues por qué va a ser? Por lo de siempre, el maldito dinero.

Los editores saben que su guionista estrella actual convierte en oro todo lo que toca (y más aún si está relacionado con Batman), así que le han plantado sobre la mesa una historia a guionizar a lo largo de todo un año (tanto en la vida real como en el universo DC), que nos cuente (por enésima vez) los orígenes, ya no solo de Batman, sino también de villanos como Enigma, el Pingüino y puede que hasta del Joker.

Por el momento solo han salido a la venta dos números de Año Cero en Estados Unidos, y aunque tuvo un arranque bastante lento y denso, el segundo número ha pillado el turbo y se ha convertido en todo un carrusel de golpes, tiros, puñetazos y urbe decadente como solo los cómics de Batman pueden aportar. ¿Mantendrá el tipo o se desinflará  ante el monstruoso legado que tiene a la espalda? La respuesta, dentro de diez meses.

Categorías: Ocio
Etiquetas: , ,

Déjanos tu comentario