Clásicos del cómic: Justicia

Justicia-Ross

Hablar de Alex Ross es hacerlo de un dibujo apabullante, único y fotorrealista, en el que los superhéroes, o cualquier otro personaje de cómic toma unas dimensiones y una profundidad única. No hay más que echar un vistazo a maravillas como Kingdom Come o Justicia (2005-2007) para darse cuenta del enorme talento del de Portland.

Precisamente esta última ocupa nuestra última entrega de Clásicos del Cómic, puesto que ECC la ha reeditado este verano en una edición a la altura, que deja en pañales a esa aberración de Planeta DeAgostini en formato de bolsillo y rústica en miniatura. Justicia es el homenaje definitivo de Alex Ross y el guionista Jim Krueger a la Edad de Plata de DC Cómics, con una historia aparentemente sencilla de héroes y villanos que hará las delicias de los que buscan una trama épica pero a su vez autocontenida, en la que no haya que leer mil y un cómics anteriores para ponerse en situación, y que además es el punto de partida perfecto para conocer ese Universo DC tan amplio y a veces confuso para el que no conoce a los personajes.

En un mundo al borde de la destrucción absoluta, los villanos de la Tierra se unen para evitar una catástrofe nuclear que acabará con toda vida en nuestro planeta. Y parece ser que los desencadenantes de la misma son los miembros de la Liga de la Justicia. ¿Qué está ocurriendo con los héroes? ¿Se han vuelto de repente las grandes amenazas de DC en unos altruistas salvadores? Esos y muchos otros interrogantes se dan en Justicia, una obra que si bien no consiguió redefinir el género como Kingdom Come, sí que nos permite disfrutar de una de esas historias que tanto de menos se echan en la industria del cómic actual. Casi 400 páginas en un cuidado tomo con extras, portadas y comentarios. Por fin recibimos una obra que hace auténtica justicia a esta joyita visual. Que no os echen para atrás sus 36 euros. En cómics así se pagan con mucho gusto.

Déjanos tu comentario