Cómo marcar la diferencia en una entrevista de trabajo

wilkinson

La selectividad es la prueba que pone más nerviosos a los estudiantes de nuestro país, como pueden cerciorar miles de jóvenes que a día de hoy están en plena semana de exámenes. Lo bueno de ésta es que, como la varicela, se pasa sólo una vez en la vida. Sin embargo, hay una prueba que debemos pasar como adultos y que sólo es comparable en estrés y responsabilidad a la temida selectividad: la entrevista de trabajo. La parte positiva es que no te lo juegas todo a una carta. La parte negativa es que, a diferencia de la prueba para entrar en la universidad, luchas contra otros candidatos. Veamos algunos consejos para marcar la diferencia en una entrevista laboral.

  • Llega puntual a la cita. Hacer esperar al entrevistador no es el problema, sino la falta de interés y el desorden personal que denota el candidato y que podría tener su paralelismo en el mundo laboral.
  • Escuchar, mejor que hablar. El peso de la entrevista recae en el entrevistador. Hablar demasiado se interpreta siempre de forma negativa, ya sea porque denota inseguridad o porque te convierte en una persona indiscreta. Muestra interés en las palabras del entrevistador y limítate a contestar con seguridad.
  • Recopila información de la empresa a la que quieres acceder antes de la entrevista de trabajo. Puede que el entrevistador te pregunte por las cualidades que te interesan de la empresa y sería un detalle que pudieras contestar.
  • El salario. Dale la importancia justa al tema económico. Evidentemente, el dinero es una de las motivaciones principales para acceder a un puesto de trabajo (eso lo sabe el entrevistador), pero es recomendable que no sea el único. Y que se note que no es el único.
  • Nunca mientas en el currículum vitae: cualquier dato inventado te ocasionará problemas, en especial los que hacen referencia a los conocimientos de idiomas. “Inglés nivel alto” significa que puedes hacer la entrevista en inglés. Cuidado.
  • Procura no descalificar a antiguos compañeros de trabajo o jefes, ya que el entrevistador puede entender que eres una persona conflictiva.La arrogancia o la soberbia tampoco son buenos compañeros en una entrevista de trabajo.
  • Cuida tu imagen personal. Con tu currículum, tu aspecto es tu otra carta de presentación. Muchos especialistas en Recursos Humanos creen que tu forma de vestir es una pista importante sobre tu forma de trabajar. ¿La mejor opción? Ser elegante. En caso de que todos los candidatos tengan el mismo perfil, siempre puedes recurrir a la Xtreme3 de Wilkinson para marcar la diferencia…

Categorías: Ocio
Etiquetas: ,

Déjanos tu comentario