El lavado de coches más caro del mundo

the-ultimate-shine

En plena crisis, son muchos los que han dejado de llevar su vehículo a los autolavados y se han decantado por la opción económica, que es coger una esponja, un cubo de agua con jabón y hacerlo tú mismo. Pero hay gente por ahí que no sólo no sabe lo que es la crisis, sino que se puede permitir el lujo de llevar uno de sus muchos vehículos de gama alta a la empresa de lavado de coches más cara del mundo. Se llama The Ultimate Shine y cuesta unos 150 mil dólares por servicio. Lo digo en serio…

Situado en la localidad escocesa de Kirkcaldy, al norte de Edimburgo (Escocia), The Ultimate Shine es el centro de lavado más exclusivo del mundo. Su fundador y CEO, Paul Wilkins, dice que creó la empresa sin pensar en el típico ciudadano medio que aparca su Opel Astra en la calle, sino en el tipo que tiene un garaje lleno de coches exclusivos o en el coleccionista que mantiene sus vehículos en salas especiales a la temperatura adecuada para no dañar la chapa. O sea, en ese reducido sector de la sociedad que ni sabe ni mira cuánto cuestan las cosas. Wilkins se niega a desvelar el nombre de alguno de sus clientes, pero sí asegura que limpia unos tres coches al año a un precio de 100 mil dólares cada uno.

¿No es un poco caro 100 mil dólares por un lavado? Hay que tener en cuenta que ese precio incluye el desplazamiento de Wilkins a cualquier parte del mundo porque, por supuesto, los clientes no los llevan a Kirkcaldy. El tratamiento que lleva a cabo Wilkins empieza con una descontaminación del chasis y de las ruedas. Luego, se dedica a abrillantar y pulir hasta el último rincón del vehículo, un proceso que puede llegar a durar un mes. Superada esta fase, el experto en lavado utiliza un alcohol especial sobre la carrocería para asegurarse que no hay restos de aceite en la pintura. El último paso es el encerado, que se lleva a cabo con una cera especial, llamada cera de carnaúba, que sólo se puede obtener en una región concreta de Brasil y que cuesta unos 100 mil dólares cada bote. En función del clima donde vaya a circular el vehículo, The Ultimate Shine remata el lavado de una u otra forma.

“Cada trabajo es distinto, pero todo lo que puedo decir es que por 100 mil dólares, trabajo en el coche el tiempo que sea necesario. Soy un perfeccionista y a veces paso varios meses limpiando hasta que le entrego las llaves al cliente”, dice Wilkins. Su misión es convertir coches de lujo en coches absolutamente perfectos. En Youtube podéis ver algunos de sus trabajos:

Categorías: Ocio
Etiquetas: ,

Anónimo | 7 de noviembre de 2014 | 7:10 pm

genial kiero hacer un lavado de autos

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario