El mejor Batmóvil no lo tiene Batman

Ni Batman, ni Michael Keaton, ni el creador del bólido de la mítica película de Tim Burton, Jay Ohrberg, tienen un Batmóvil tan real como el de Casey Putsch.

Era el año 1989. Y la imaginación de Tim Burton, unida al talento del mejor constructor de coches de cine, Jay Ohrberg, consiguieron que el Batmóvil de la película protagonizada por Michael Keaton se convirtiera en el coche más deseado del mundo. Sonaba como un avión, corría como un F1 y venía equipado, entre otras cosas, con dos metralletas que lo convertían en el mejor aliado del superhéroe. Muchos soñaron con tener uno en su garaje, pero dos décadas después sólo lo ha conseguido uno: Casey Putsch.

Putsch compró una turbina de 365 CV de un helicóptero desguazado y la montó sobre un chasis construido por encargo, réplica exacta del de la película de Burton. Luego redujo las revoluciones de la turbina gracias a una serie de engranajes y le añadió los frenos de disco, el cambio secuencial e incluso un iPad en el salpicadero que hace las veces de ordenador de a bordo. Sólo le falta la armadura plegable. Funciona con queroseno y tiene una potencia comparable a la del Dodge Viper. ¿Lo mejor? Tiene licencia para circular por las carreteras de Ohio.

Categorías: ocio
Etiquetas: , , ,
No te lo pierdas
[wp_rss_multi_importer category="1" showmore="0" showdate="0" maximgwidth="150" maxperpage="4" ]

Déjanos tu comentario