Grandes escudos que han visitado el infierno

Grandes escudos que han visitado el infierno

La situación de Barça, Madrid o Athletic de Bilbao, que nunca han bajado a segunda, es una excepción en la élite del fútbol mundial, donde la mayoría de equipos grandes han probado el calor del infierno.

En ese grupo de privilegiados que nunca han bajado a Segunda no está River Plate desde el pasado fin de semana. El equipo de los Millonarios no pasó del empate en casa ante Belgrano (2-0 en la ida), por lo que consuma su primer descenso en 110 años de historia. Un drama nacional en Argentina, donde el fútbol es religión. Sin embargo, no es tan extraño ver a un grande del fútbol mundial en segunda división. Equipos que han ganado la antigua Copa de Europa o la Copa Libertadores le han visto la cara al Diablo.

En España, por ejemplo, un clásico de Primera como el Atlético de Madrid vivió su particular añito en el infierno en el 2000. Tras una temporada horrorosa, los colchoneros consumaron su descenso de la mano de Radomir Antic. Al final no sería un año, sino dos, los que el Atlético pasó en segunda división, hasta que Luis Aragonés, el técnico que cambió la historia de la Selección Española, consiguió devolver el equipo a la categoría que merecía. Hasta la temporada 1985-1986 nos tenemos que remontar para ver a otro grande de España en Segunda, el Valencia CF. El equipo che, sumido en una fuerte crisis económica, perdió la categoría en una Liga dominada por el Madrid de Valdano. Un ejemplo más reciente es el Deportivo de la Coruña, que después de veinte años luchando con los grandes de Europa e incluso conquistando una Liga, ha descendido este año tras un lustro de sufrimiento y penurias económicas.

Los dos grandes de Italia, Juventus y Milan, también han firmado una pequeña parte de su historia en la serie B. La Vecchia Signora se marchó a segunda en el año 2006 después de ganar el scudetto al descubrirse irregularidades y casos de corrupción en varios partidos. Los fans de River encontrarán consuelo en la historia de la Juve, que volvió a subir sólo un año después a pesar de haber empezado en segunda con 17 puntos negativos. Otro escándalo salpicó al AC Milan en 1980, por lo que también fue sancionado con un añito en el infierno. Los rossoneri volvieron a primera la temporada siguiente, pero un mal año, esta vez sin escándalos de corrupción por medio, los envió de nuevo al pozo de la serie B. Volvió a subir sólo una temporada después para empezar a forjar una de las épocas más doradas de su historia. Por lo tanto, en Italia el único equipo que se ha mantenido durante todas las temporadas en la serie A es el Inter de Milán.

El drama de River

En ese grupo de tramposos también podemos incluir a uno de los grandes de Francia, el Olympique de Marsella, que después de una temporada brillante en la que ganó Liga y Copa de Europa (1992-1993), fue desposeído del título nacional por amaño de partidos y enviado a la Ligue 2. Tardó dos años en regresar a la élite y no volvió a ganar un título liguero hasta 2010.

Ganador de 19 ligas y 3 copas de Europa y asentado como uno de los grandes equipos del viejo continente, el Manchester United tampoco se libró de la First Division en Inglaterra. En sus 133 años de historia, los diablos rojos han descendido cuatro veces, aunque la más dramática y reciente se vivió en la temporada 1973-1974, en la que el equipo acabó penúltimo con sólo 7 victorias en 42 encuentros. En segunda coincidió con otro clásico de la Premier, el Aston Villa, junto al que subió un año más tarde. También el Liverpool FC probó el sabor a azufre en 1954, cuando descendió un par de décadas antes de hacerse un nombre entre los clubes más importantes de Europa. Menos habitual de la Premier era el Chelsea FC hasta los años 90, aunque ahora sea uno de los clubes más ricos del mundo gracias a Roman Abramovich.

En Portugal sucede algo similar a España, ya que ni Oporto, ni Sporting, ni Benfica, los tres grandes, han perdido categoría. No pueden decir lo mismo equipos históricos de Brasil como el Fluminense FC, que en 1996 se marchó a la serie C tras dos años horribles, o el Palmeiras, ganador de una Libertadores y de varios títulos nacionales, que en 2002 también bajó a segunda para volver al año siguiente. Mirando en su propia Liga, en Argentina, River Plate también puede encontrar ejemplos. Racing de Avellaneda bajó a Segunda en el año 1983 y no fue hasta la llegada de Alfio Basile, en 1985, cuando volvió a jugar con los grandes. Una fuerte crisis también se llevó por delante a San Lorenzo de Almagro en 1981. Sus seguidores dieron ejemplo de amor a unos colores y cerraron un año de ensueño en segunda con récord de asistencia a los partidos y regreso a primera la temporada siguiente.

Ya hemos visto que River Plate puede secarse las lágrimas viendo como otros escudos importantes han participado en la segunda división de sus respectivos países. Y cómo han regresado poco tiempo después. Claro que, los fieles seguidores que llenan cada fin de semana Monumental, también encontrarán motivos para seguir llorando: América y Chivas (México), Bayern Munich, Bayer Leveskusen y Hamburgo (Alemania), Ajax, Feyernood y PSV (Holanda), Paris Saint Germain (Francia), Sao Paulo, Santos, Inter de Porto Alegre, Cruzeiro y Flamengo (Brasil), Peñarol y Nacional (Uruguay) y, el más doloroso, Boca Juniors (Argentina), no le han visto las orejas al diablo.

Categorías: deportes
Etiquetas: ,

Diego | 8 de julio de 2011 | 3:29 pm

les falto COLO-COLO el club mas grande de Chile jamas ha descendido

[Contesta a este comentario]

sebastian clementi | 6 de agosto de 2011 | 1:29 am

me gustaria ver a boca juniors en el ascenso junto con river plate. en el ambito internacional al inter de porto alegre,al america de mexico y al atletch de bilbao. aguante gimnasia de la plata, fluminense, gremio y la real sociedad.

[Contesta a este comentario]

Enzo | 18 de septiembre de 2011 | 5:30 am

Independiente tampoco ha descendido nunca

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario