Katy Perry luce en GQ el pecho que le pidió a Dios

katy-perry

Dios existe. Al menos, el Dios que presta sus servicios en California (Estados Unidos). Allí, hace aproximadamente 20 años, una niña delgada y esbelta le pidió que le diera unos pechos tan grandes que no se pudiera ver los pies. Y Dios, en su infinito poder y en su infinita bondad, hizo caso a sus plegarias y, con el tiempo, le entregó a esa niña unos pechos enormes. Esa niña se llamaba Katy Perry, que ha confesado el milagro en una jugosa entrevista para GQ. ¡Oh Dios, gracias!

¿Qué cuenta la cantante californiana en la entrevista? Aquí te dejamos algunos highlights:

  • En pleno debate sobre la legalización de la marihuana, Katy confiesa que no es fumadora… aunque en los backstages de cualquier entrega de premios huele mucho a hierba
  • “Cuando tenía 11 años me acosté, me miré a los pies y recé a Dios. Dije: Dios, ¿podrías por favor hacer que tuviera las tetas tan grandes que no me viera los pies cuando me tumbo?” Y Dios cumplió con creces…
  • Con 13 años, Katy iba por los mercados de Santa Barbara con su guitarra, tocando canciones que ella misma había compuesto. Le pagaban unos pocos dólares, un puñado de pistachos y unos cuantos aguacates.
  • Katy no ha pasado por quirófano: “no me he hecho la cirugía estética. Ni la nariz, ni la barbilla, ni las mejillas, ni las tetas. Así que mis mensajes de autodeterminación vienen realmente de un producto natural”.
  • Perdió la virginidad a los 16, en un Volvo Sedan. Fue en Nashville y sonaba un tema de Jeff Buckley…
  • Cree en alienígenas: “lo veo todo a través un cristal de espiritualidad. Creo en la astrología. Creo en los aliens. Miro a las estrellas y pienso: qué importantes nos creemos pensando que somos la única forma de vida”.
  • Nadie es perfecto: sigue con su relación con John Mayer, aunque se lo están tomando con mucha calma. “Estoy disfrutando de algo maravilloso con alguien maravilloso. No hay prisa”.

Y aquí te dejamos con la prueba de que Dios le hizo caso. Mucho caso. Oh Dios, otra vez, ¡gracias!

Categorías: Sexo
Etiquetas: ,

Déjanos tu comentario