“La culpa es de Sara Carbonero”

Los medios ingleses aseguran que la periodista es la culpable del decepcionante estreno mundialista de la selección de Vicente del Bosque. Sara Carbonero debe estar flipando…

Sara Carbonero alucina. Ella, su novio y su micrófono de Telecinco son portada del prestigioso (o eso nos han contado) diario The Times, al lado de Obama. Según el rotativo inglés, Sara distrae a Iker Casillas de sus funciones de portero, es la única culpable de la derrota de la selección y critica su presencia detrás de la portería de Iker poco antes del gol de Suiza. ¿Resultado? Iker piensa “en otras cosas”. Tal cual.

A mí sí que me distrae...

El problema no está, ni mucho menos, en el flojísimo partido de la Roja, en los cambios poco acertados del señor Del Bosque o en los nervios del debut en una cita mundialista. El problema está en la señora de preciosos ojos verdes que entrevista a Iker después del partido. Atentos, porque algunos medios ingleses aseguran que los españoles queremos poco menos que echar a la Carbonero del país por… ésto:

Sara Carbonero entrevista a Iker

¿Lo habéis visto, no? Terrible entrevista. Obviamente, si España no gana contra Honduras, la raíz del problema estará en este minuto y medio de conversación. Es que a quién se le ocurre ser periodista y novia del entrevistadoThe Guardian, otro diario serio, opina que el pueblo español está indignado por la presencia de Sara en Sudáfrica porque distrae al capitán Casillas. Atentos esta vez a los titulares:

  • “España apunta un dedo acusador hacia Sara Carbonero por la derrota” (The Guardian)
  • “La inquisición española culpa a una novia después de que Suiza derrote a los favoritos” (The Times)
  • “La sexy presentadora de televisión Sara Carbonero culpada de la derrota de España en la Copa del Mundo” (metro)

En efecto, los ingleses creen que, mientras tomábamos el café de la mañana en el trabajo, el tema de debate era si Carbonero era más o menos culpable que Del Bosque, Piqué, Xabi Alonso o Capdevila del pésimo partido de la Selección. Claro… La respuesta de Sara no se ha hecho esperar:

Va por ustedes

Déjanos tu comentario