Las peores técnicas de tortura modernas

Las peores técnicas de tortura modernas

El ser humano puede llegar a ser realmente cruel. Es de sobra conocido que las torturas han acompañado a nuestra especie a lo largo de los siglos y que por desgracia siguen muy presentes en nuestros días. Está claro que ya no existen máquinas del terror como las de antaño, sin embargo, los métodos modernos cada vez son más sofisticados.

Puede parecer contradictorio asociar las torturas con la modernidad. Pero en pleno siglo XXI se realizan técnicas vejatorias en muchos lugares del mundo con el objetivo de conseguir información de determinadas personas. No se salvan de la quema los países más desarrollados con regímenes democráticos, que han evolucionado tanto sus técnicas de tortura que han creado unos sistemas que no dejan huella. Las claves en el mundo de la tortura y los interrogatorios agresivos están basadas en la tortura limpia porque el principal objetivo es que la víctima no presente aparentes daños físicos, es decir, que no tenga marcas. Según el escritor especialista en la materia Darius Rejali, algunas de las técnicas más utilizadas en la actualidad son las siguientes:

  • Electrotortura basada en el agua: El agua nos da la vida, pero también puede llegar a ser uno de los elementos más atroces para el ser humano. Y es que las torturas por asfixias, las descargas eléctricas, o las duchas a temperaturas extremas pueden resultar letales.
  • Generación de estrés en la víctima: Controlar el grado de estrés de una persona es una de las técnicas de tortura más crueles. Originaria del mundo anglosajón, va acompañada de aplicación de drogas, extorsión del sueño, insoportables ruidos y trabajo físico incómodo, como pueden ser posturas poco ortodoxas. No cabe duda de que son técnicas que no dejan marcas, pero que generan en las víctimas secuelas de por vida.
  • Taser: Es un arma de electrochoque que tiene como objetivo inhabilitar a las personas. Su sistema se basa en una serie de descargas eléctricas que imitan las señales nerviosas y provocan un shock en el organismo. Por desgracia, podemos encontrar diferentes modelos -como porras o pistolas- y son muy habituales en los interrogatorios.
  • Máscaras de gas: Otro de los elementos de tortura más utilizados en pleno siglo XXI son las máscaras de gas. Tienen su origen en Europa del Este y son utilizadas para interrogar a los acusados. Su función es hacer sufrir a las víctimas con el objetivo de que confiesen lo antes posible. Tampoco deja ningún tipo de huella.
Categorías: ocio
Etiquetas: ,

Abdul Mastafayah | 14 de noviembre de 2012 | 9:25 am

balla mierda de torrrrturrrras. En mi pais apedrrrreamos a las muejerrres hasta desangrarrrrrrlas.
Es muy sensillo.
Por que aqui prrrotegerrr muejerrres si serrr serres inferriorres ??

[Contesta a este comentario]

    Al-Magmut | 14 de noviembre de 2012 | 9:26 am

    Ser sierrrrto joderrr

    Tefy | 15 de diciembre de 2012 | 4:58 am

    Las mujeres son iguales o superiores a los hombres si no lo habias notado :/

de que vais moros | 31 de agosto de 2013 | 7:06 pm

A ver mohameds no jodan las mujeres son lo mejor del mundo maricas que solo les gusta disfrutar de un buen rabo hdp dan asco moritos

[Contesta a este comentario]

MASSU, ARON | 30 de marzo de 2014 | 3:22 pm

CONCORDO COM O METODO

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario