Luca Prins, aspirante por accidente

luca-prins

No entiendo ni papa de holandés, así que es muy posible que todo lo que vaya a contar a continuación sea mentira. El país de los tulipanes tiene una tradición llamada Unox Meisje, no sé si muy vieja o muy joven, que consiste en bañarse en la playa el primer día del año. Al menos, he encontrado varios artículos del diario Telegraaf que hacen referencia a este suceso. Pues bien, en el primer día del año 2010, el Telegraaf publicó en portada la foto de una chica que había asistido a la playa a inaugurar el año. En el reportaje interior, así como en la web, había más fotos de la señorita en cuestión, que pronto se empezaron a esparcir por la red. El asunto no habría llegado a mayores si la foto no tuviera algo que llamara mucho, mucho la atención, en especial del público masculino… y del fotógrafo que le hizo, sin su consentimiento, ese “reportaje” gráfico. Evidentemente, no nos referimos al simpático gorro de la chica ni a su bikini de colores, sino a su portentoso busto. Esa chica se llamaba Luca Prins, denunció al fotógrafo por sacarla en portada y tuvo su momento de gloria en los primeros compases de aquel año. Luego protagonizó alguna sesión de fotos y desde entonces no se ha vuelto a saber de ella. Una lástima. Por suerte, Internet tiene buena memoria…

Categorías: Sexo
Etiquetas: ,

Déjanos tu comentario