Mary Saba, un disfraz para cada día del año

mary-saba

El ser humano es extraordinario… y a veces, extraordinariamente raro. Mary Helen Saba es una joven australiana cuyo hobby favorito es disfrazarse. Para su cumpleaños número 26, Mary se prometió que se disfrazaría de algo distinto cada día hasta su siguiente cumpleaños. Y dentro de ese objetivo había una cláusula: gastar el menos dinero posible. ¿Lo consiguió?

No es casualidad que tus amigos te llamen “reina de las disfraces”, es la consecuencia directa de dedicarle tiempo y esfuerzo a esa afición tan particular. “Mucha gente tiene hobbies como leer, escribir, bailar o hacer deporte, pero yo siempre he disfrutando creando mis propios disfraces”, dice la propia Mary en su blog. La idea de crear un disfraz para cada día del año llegó, como el turrón, por Navidad. Mary se disfrazó con colores verdes y rojos durante los últimos días del año 2011 para celebrar esa festividad. Y pensó: ¿por qué no hacerlo durante un año entero?

Dicho y hecho. El día que soplaba las 26 velas del pastel, el 28 de junio de 2012, Mary se disfrazó de Caperucita Roja, su personaje de cuento favorito. Durante el siguiente año, no faltó ni un día a su cita con un disfraz nuevo, hasta que el 28 de junio 2013 organizó una fiesta en casa para celebrar su triunfo. Una fiesta de disfraces, por supuesto. Lo había conseguido. Había ido a trabajar, al súper o a tomar un café con sus amigas vestida de Sirenita, de Kylie Minogue, de Xena o de Marilyn Monroe. Siempre un disfraz distinto. Y siempre hecho por ella, aunque a veces necesitara de algún complemento. De hecho, Mary cuenta en su blog que sólo se gastó 440 dólares para superar el reto.

Sus últimos 100 días los documentó en un vídeo, que dejo a continuación, pero si alguien quiere ver los 365 disfraces, puede hacerlo en su blog: Theme-Me. Por cierto, acepta nuevos retos…

Categorías: Ocio
Etiquetas: ,

Déjanos tu comentario