Russell Crowe cambia el gladius por la vara

russell crowe

Hace ya la friolera de trece años (como pasa el tiempo) que Russell Crowe maravilló al mundo con Gladiator, oda de Ridley Scott al clásico género del peplum, volviéndole a insuflar vida al mismo (para bien o para mal, gracias a él tuvimos Troya, la visceral 300 o la rancia o propuestas más flojas como Furia de Titanes y su secuela, o Inmortals). Pues bien, ahora, el actor que diera vida a Máximo Décimo Meridio cambia el mítico gladius romano por un objeto no menos simbólico: la vara que todo buen patriarca bíblico debe tener.

Y es que el neozelandés va a encarnar ni más ni menos que a Noé en la película que lleva por título su mismo nombre. Reinvención de la historia bíblica del Diluvio Universal, en ella veremos a un Noé que, como ya sabemos, deberá salvar a su familia de un diluvio con el que Dios pretende destruir el mundo de los hombres, repleto de corrupción, tal y como le indica su abuelo Matusalén (Anthony Hopkins). Sin embargo, lejos de una versión beata y rancia del relato bíblico, Darren Aronofsky (Réquiem por un Sueño, Cisne Negro) va a apostar por una visión más espectacular de la historia, que bebe de los relatos apócrifos sobre el personaje, donde aparecen ángeles caídos, gigantes y otros seres difícilmente rastreables en la Biblia.

No, esto no es El Señor de los Anillos, pero la mitología hebrea, pese a ser una gran desconocida para el gran público, tiene para dar y tomar. Ahora solo falta esperar hasta abril del año que viene para descubrir si el Noé de Crowe está a la altura de estos relatos y no nos da una película muy bonita pero vacía de contenido. Os dejamos con su tráiler.

Categorías: Cine, Ocio, trailers
Etiquetas: ,

Déjanos tu comentario