Sara de la Rosa, un pibón entre hijos tróspidos

sara-de-la-rosa

Hace un par de semanas empezó la segunda edición de Quién Quiere Casarse con Mi Hijo, el exitoso programa de Cuatro que el año pasado hizo famosos a varios jóvenes con ganas de pasar por el altar… y a sus aspirantes femeninas. Si hace doce meses nos llamó la atención una catalana llamada Ginna Calvet, en el regreso de los hijos tróspidos -adjetivo de moda, aunque no aceptado por la RAE- a Cuatro, volvemos a mirar a la capital catalana para conocer a Sara de la Rosa, una dependienta de 24 años que tratará de encontrar a su príncipe azul en Huelva. Si no lo consigue, algo francamente complicado teniendo en cuenta las armas de seducción que presenta, estoy seguro que habrá cola para pretenderla a ella…

Una mirada y una sonrisa, rematados con un escote celestial, bastaron para que los mellizos Álvaro y Luis Carlos cayeran rendidos a los pies de Sara de la Rosa, seguramente la concursante más espectacular de esta segunda edición de QQCCMH. La catalana llegó, sedujo a los chicos y no convenció a la madre de éstos, lo que suele ser receta de éxito en el concurso. Sara, como todas las aspirantes, tuvo poco tiempo para convencer a los mellizos, pero lo aprovechó tan bien que en el segundo programa fue la elegida de Álvaro para tener una cita a solas con él. Álvaro, que es romántico, soñador e inocente (según nos contaron en su presentación) también tiene ojos y es consciente del pibón que tiene en su equipo.

En ese segundo programa, emitido hace una semana, Sara empezó a ganarse la confianza de la madre, que descubrió que la candidata de su hijo había sido capaz de dejarlo todo por amor e incluso cambiar de país. Sara admitió que todo lo que le está pasando le parece “muy fuerte” (su frase favorita apunta a trending topic) y se consagró como una clarísima aspirante a la victoria final. De hecho, cada vez que se mordía el labio (gesto sexy donde los haya), Álvaro se derretía un poquito más. Seguro que estaba pensando: “para qué seguir con esta farsa, ¡te elijo a ti Sara!“. Eso pensamos todos, joven tróspido.

Podéis seguir a Sara en twitter, donde suele comentar detalles del programa, aunque antes os recomiendo echarle un vistazo a esta galería de fotos. ¿Quién no querría casarse con ella?

daniel | 12 de noviembre de 2012 | 4:02 pm

casate conmigo y no con esos fantasmas ! danimcrao@hotmail.es

[Contesta a este comentario]

Déjanos tu comentario