Snake Venom, la cerveza más fuerte del mundo

snake-venom

“El alcohol es muy potente, pero la cerveza sigue sabiendo a cerveza más que a bebida alcohólica de alta graduación. Es floral, sabe a malta y es muy agradable”. Esa es la presentación que hace Brewmeister de su zumo de cebada más famoso, la Snake Venom, considerada la cerveza más fuerte del mundo. Su nombre invita a desconfiar de su efecto en nuestro organismo: veneno de serpiente.

En su primer intento por hacer la cerveza más fuerte del mundo, los maestros cerveceros escoceses Lewish Shand y John McKenzie crearon Armaggedon, que desmotivó a sus fans porque sólo tenía un ridículo 65% de alcohol. Al parecer, aunque se vendieron más de 60 mil botellas, el alcohol de Armaggedon quedaba totalmente diluido con sabores florales, así que muchos ni se creyeron que alcanzaba esa graduación. “Pensamos que si era demasiado fuerte, a la gente no le gustaría. Pero nos encontramos con que la gente decía que no teníamos que haber enmascarado su intensidad”, dice Shand.

Dispuestos a superarse, hace unos meses Shand y McKenzie volvieron al laboratorio para crear una cerveza de mayor intensidad. Y después de varios intentos fallidos nació Snake Venom, una bestia con 67,5% de contenido alcohólico que no trata de enmascarar su sabor. La etiqueta en la que presume de ser la cerveza más fuerte del mundo también tiene espacio para incluir una advertencia a su público: debe beberse con muuuuucha moderación y en cantidades muy pequeñas, como si se tratara de whisky. Aún así, como decíamos al principio, sus fabricantes aseguran que es “floral, con sabor a malta y muy agradable”. ¿Nos lo creemos?

Categorías: Ocio
Etiquetas:

Déjanos tu comentario