The Rag Mag Rejects: “tú te lo pierdes, Playboy”

rag-mag-rejects

Con las series descartadas por los peces gordos del mundillo audiovisual se podría hacer una cadena de televisión que competiría en audiencia con el resto de canales. Con los futbolistas descartados por el Barça y el Madrid para el primer equipo, saldría un once que lucharía por los puestos nobles de la Liga BBVA. Con los platos descartados para la carta de los restaurantes de lujo, se haría un menú espectacular en cualquier bar de barrio. ¿Y qué pasa, pues, con las decenas de modelos que optan cada semana a aparecer en la revista Playboy y finalmente son descartadas? Hasta ahora, nadie se fijaba en ellas. Sin embargo, hoy son un poquito más famosas gracias a que, algunas de ellas y por su cuenta, han montado la Rag Mag Rejects, una revista online con un fantástico mensaje de fondo: “si tú no crees en mi, ya me lo monto yo por mi cuenta”. Y en ello están…

Lo primero que debes saber de The Rag Mag Rejects es que es una revista que se ríe de sí misma. En su portada nos dicen qué encontraremos en la web: fotos sexys de las chicas, que sólo encontrarás en la web (y en otras cien gracias a Google); y mucha información sobre ellas, que tienen más que aportar que lo que ves en las fotos… aunque no mucho más. El subtítulo de la revista, otro acierto: Nameless, Fameless, & Shameless. O sea, sin un nombre, sin fama y sin vergüenza. Aquí queda más que demostrado…

 

Las protagonistas

Carlotta Champagne dice que pesa 52 kilos, pero en realidad son 58. Su gran objetivo en la vida es ser la modelo de fotografía que más veces ha posado desnuda o hacer una cinta pornográfica casera muy lucrativa. No le gustan los hombres circuncidados.

 

Stephy C dice que mide poco más de 110 centímetros porque cree que eso le hace parecer más delgada, pero en realidad mide 1,52. Asegura tener unas medidas a lo Kardashian (36-23-42), pero debe conformarse con un 32-24-35. Le gustan los hombres negros, los Chicago Bears… ¡y los hombres negros!

 

Sara Liz aspira a ganar la mayor cantidad de dinero posible en la menor cantidad de tiempo posible. Le encanta dormir y practicar sexo. Y odia trabajar y cualquier esfuerzo que no sea practicar sexo.

 

Titania Lyn no tiene objetivos en la vida porque dice que, con su currículum, quién aspiraría a más. Presume de tener pelo allí donde la mayoría de modelos no tienen nada. Le encantan los zapatos y los hombres en uniforme.

 

Victoria Vertuga presume de ser la actriz a la que siempre contratan para subir escaleras a toda prisa antes de morir por un disparo. Su sueño es tener un papel en una película con una frase tan molona como la de Cuba Gooding Jr en Jerry Maguire: “show me the money!” Odia los pies

 

Déjanos tu comentario