Top 5: Clásicos del horror para PC

horror videogames

¿Os gustan los juegos de terror? Pues justo de eso va nuestro Top Hestar de esta semana. Eso si, con una pequeña salvedad: salvo un par de menciones a títulos más que reconocidos por crítica y público, hoy os traemos grandes desconocidos del género, recién salidos de los prehistóricos ordenadores de los años noventa. Terror, mucha hemoglobina, píxeles e imagen real. Seguid leyendo y no os lo perdáis.

-5: The 11th Hour (1995): Secuela del también terrorífico The 7th Guest, y desarrollado por la más que extinta Trilobyte, The 11th Hour es la clásica historia de casas encantadas (hoy encontraremos unas cuantas). Funcional, muy sugerente y que aguanta como nadie el paso del tiempo. Así es The 11th Hour. ¡Ah, y cuenta con unos actores reales que no dan pena al actuar en un videojuego!

 

-4: Shivers (1995): A la carga que vamos con otra aventura gráfica de terror desarrollada con actores reales. Pero en esta ocasión nos viene de la todopoderosa Sierra, revivida hace unas semanas por Activision para deleite de todos sus nostálgicos fans. En esta ocasión cambiamos la mansión por el museo, la libertad a la hora en la que resolver los puzles del juego y sorpresas muy, pero que muy desagradables.

 

 

-3: Phantasmagoria (1995): A estas alturas no me podréis negar que 1995 fue un año redondo para los videojuegos de terror, ¿verdad? Pues bien, si Shivers es un título a recordar, Phantasmagoria (y su segunda parte) son obligados para cualquier jugón que se precie. Censurado en varios países, con escenas truculentas de todo tipo y un guión de más de 550 páginas escritas por Roberta Williams, todo él contenido en 7 CD-Roms. No volveréis a ver una mansión con los mismos ojos. A no ser que sigáis leyendo

 

2: Darkseed (1992): Juntad a H. R. Giger como diseñador artístico, sumadle una de las intros más escabrosas que hayáis visto en mucho tiempo. ¿Resultado? Un revuelto de estómago garantizado al 100%.

 

-1: Alone in the Dark (1992): Puede que Resident Evil tenga la fama y la gloria, pero el primer Alone in the Dark puso los cimientos y a día de hoy conserva el prestigio. El juego de terror de Infogrames puede ser considerado el padre de todos los “Residents”, Silent Hill” y demás survival horror tridimensionales. Todo ello con el sello de calidad proporcionado por Lovecraft y sus nauseabundos Primigenios.

 

 

 

 

Categorías: Ocio
Etiquetas: ,

Déjanos tu comentario