Top 5: Shooters en primera persona

doom3

Viendo lo mucho que os gustó nuestro top sobre videojuegos de miedo, hoy volvemos con un nuevo top semanal sobre recomendaciones a las que les podéis echar horas y horas de vicio insano. En este caso dejamos el terror y nos vamos justo a sus antípodas: la acción cafre y descerebrada que ofrecen los shooters retro en primera persona. Dejaos de juegos aparentemente tácticos y que se dan ínfulas a los Call of Duty  o Battlefield y abrazad la acción cabestra de Wolfenstein, Duke Nukem y compañía. Eso si, no esperéis ver al locuaz Gordon Freeman por aquí. Half Life tiene historia. Los juegos de este Top no.

-5: Shadow Warrior: Desarrollado por 3D Realms (junto con ID Software van a ser los reyes de este top) nos encontramos ante un derivado de Duke Nukem 3D que nos ofrece a un protagonista de lo más descerebrado: Lo Wang. Katanas, escopetas, magias ninja y mucha caspa y gore. Un hijo de los ochenta en los noventa y que está viviendo una segunda juventud gracias a su estupendo remake.

-4: Wolfenstein: El padre de los shooters no podía faltar en nuestro top, y si no está más arriba es porque sus sucesores hicieron su trabajo tan puñeteramente bien que terminaron superándole. Encarnamos al soldado B.J. Blazkowicz. ¿Su objetivo? Matar nazis y escapar del castillo de Wolfenstein. ¿El nuestro? Hacer que lo consiga.

-3: Quake: ¿Qué pasa cuando juntas a las criaturas aberrantes de H.P. Lovecraft y toda la mala baba de Doom en el primer gran shooter 3D? Pues que te sale una obra maestra del calibre de Quake, capaz de ponernos los pelos como escarpias casi veinte años después de su lanzamiento.

-2: Duke Nukem 3D: El rey de las frases lapidarias, las “guarreridas” de sal gorda y asesino de cerdos alienígenas por antonomasia no podía faltar a la cita. En su último gran juego, Duke protagonizó su mayor aventura. Humor, acción, gore y chicas sin ropa. ¿Alguien da más?

1: Doom: Si Wolfenstein es el Padre y Quake es el Espíritu Santo, a Doom no le queda otra que ser el hijo. ¡Y menudo hijo! Impío, pixelado, difícil y uno de los juegos más adictivos que jamás se han creado. Tan recomendado hoy como hace veinte años. El viaje al Infierno de Marte nunca había sido tan placentero.

Categorías: Ocio, Retro
Etiquetas:

Déjanos tu comentario